Alfredo De Angelis

(El colorado)

 

Adrogué, 2 de noviembre de 1910  -  Banfield, 31 de marzo de 1992

 

El 2 de noviembre de 1910 nacía en la calle Cerretti 1254 de Adrogué un tanguero de ley, destacado director de orquesta, pianista y compositor de este género musical: Alfredo de Angelis. Su padre, a quien todos conocían como “El Ruso” Virgilio, era artista plástico de fervorosa vocación y músico de alma. Ejecutaba el violín, el piano, el bandoneón y , como pintor , dejó plasmado su arte en la Iglesia San Gabriel Arcángel de Adrogué. Él fue quien instruyó y alentó a Alfredo en la música, que imperaba en la aquella casa browniana de principios de siglo XX.

La orquesta

La de Alfredo de Angelis fue sin dudas la orquesta “para bailar”, su manera para arreglar y dirigir es inconfundible, sus tangos lunfardos llenaron las noches de los 40 y 50. El exitoso programa de Radio el Mundo "El glostora Tango Club” lo tuvo como protagonista central durante muchos años. Fue un prolifero y talentoso hombre de la música de Buenos Aires, lo demuestra el tango Pavadita de Anselmo Aieta, 1958, que dicen que la primera versión fue grabada en vivo en el Viejo Almacén, pero seria De Angelis el que le daría a ese tango toda la calidad con la que Aieta lo había compuesto. Este gran músico compuso algunos tangos de éxito como: El taladro; Pregonera ; Pastora (con letra de José Rótulo); Qué lento corre el tren (con letra de Carmelo Volp); Remolino (con letra de José Rótulo); y Alelí (también con letra de José Rótulo).

 

Julio Martel, Carlos Dante y Alfredo De Angelis

 

Cuenta del Priore que Alfredo De Ángelis “era una persona encantadora, sencilla y que daba gusto conversar con él, muy confianzudo y entrador”. Agrega que una noche le preguntó como nació Pavadita y Alfredo le contó la historia. Según del Priore, dicha historia nació en una fiesta que hizo De Ángelis en su casa, donde entre los invitados figuraba Anselmo Aieta, uno de sus compositores preferidos, de quien le grabó muchos temas de éxito (Carnaval, Siga el corso, Bajo Belgrano, Ya estamos iguales, entre otros) y cuya orquesta integró fugazmente el pianista en 1932, cumpliendo una suplencia. Aieta le dijo que tenía un tango para él. Se lo hizo escuchar y al maestro le gustó, pero lo concluyó, le dio el toque final, le hizo los arreglos y las famosas paradas. O sea un breve silencio, para después seguir la música con un impactante ritmo acompasado, a toda orquesta. Un éxito siempre sigue vigente. Sobre esos retoques a la partitura original, con la complacencia del autor, acota del Priore: “Alfredo, como buen descendiente tano, era un laburador de la música y se pasaba horas diariamente en el piano, cumpliendo con su costumbre de arreglador para la orquesta que tanta popularidad tuviera durante décadas. En ocasiones especiales confiaba los arreglos a Víctor Braña, violinista de su formación”.

De el El rincón del tango

Orquesta Alfredo De Angelis, bandoneones: Stazo, Cubría, Pinella

 

De Angelis se caracterizó por el estilo bailable que impuso, y fue uno de los protagonistas del resurgimiento del tango en la década del 40 y del 50. Entre los cantantes que se desempeñaron en su orquesta, se destacaron Floreal Ruíz, Carlos Dante, Julio Martel, Oscar Larroca, Juan Carlos Godoy, Roberto Florio, Roberto Mancini y Lalo Martel, entre otros grandes artistas. Cabe destacar que fue artista del sello Odeón entre 1943 y 1977, estableciéndose como uno de los más prolíficos intérpretes de tango ligados a esa compañía, como también lo fueron Miguel Caló, Francisco Canaro y Osvaldo Pugliese.

 

En 1927, el pequeño Pepe Biondi vió a Carlos Gardel en el desaparecido cine Hindú. Luego de 43 años de aquella noche, escribió la letra de un tango junto al pianista Alfredo De Angelis y lo grabó. Así nació Lo había visto a Gardel que inmediatamente grabó la orquesta, con el cantor Julián Rosales y el propio Biondi. El tango relata un momento de asombro de un pibe, que,  encuentra a su ídolo en la puerta del cine Hindú, de la calle Lavalle 842 y luego lo sigue hasta el cine Porteño.

 

El desaparecido Cine Hindu, de la calle Lavalle 842

 

Reunion de grandes del tango, grandes de verdad, De izq. a de. Manuel Buzón, Domingo Federico, Enrique Mario Francini, Osvaldo Pugliese, Alfredo De Angelis y  Ricardo Tanturi.

 

Alfredo de Angelis fue un verdadero maestro del tango, dio lo mejor de el al 2x4, nos dejo maravillosas interpretaciones musicales, con las cuales todavía seguimos bailando, Pavadita fue una interpretación magistral, Pavadita se llamaba la mejor milonga que pise en Buenos Aires, organizada por la Turca en la calle Corrientes. La música que ellos creaban no era música comercial, era lo que surgía de los más profundo de sus almas llenas cosas nuestras, esa maravillosa cultura que nos legaron, y disfrutamos hoy en día.

 

De Angelis en la Tv.