LA IDEAL

 

El primer piso, de la Ideal. en el 1969 cuando todavía no había sido reformado, desde el primer piso se podía ver la planta baja

 

Pocos lugares en Buenos Aires tienen esa magia señorial de principios de siglo, quizás esta confitería es la que se mantiene mas “original” de las que perduran en Buenos Aires, la podemos ver en Suipacha 384, en pleno centro de la ciudad.

El encargado y socio del establecimiento, Sr. Fernandez, cuenta que se fundó en 1918. El llegó desde Galicia, siguió las tradiciones gastronómicas de sus padres y abuelos, trabajo en diversos bares y restaurantes, hasta anclar definitivamente, en La Ideal, desde hace ya 45 años.

 

MUJERES EN LA IDEAL 1930


Cuando ingresé en esta casa lo hice como mozo. Ahora a los 75 años, me parece mentira comprobar, cuánto tiempo ha pasado y cuantos momentos y personajes recorrieron estas mesas.

Desde Los Reyes de España, él Gral. Charles De Gaulle, Eisenhower, escritores como Alfonsina Storni, Borges, distintos personajes del quehacer intelectual Argentino, integrantes de la realeza inglesa, pasaron por la Ideal. Jorge Luis Borges, se sentaba aquí, por las tardes, para tomar su "García con Campari".-

Del 45 al 55 fueron los años de mayor apogeo, en ese periodo lucía todo su esplendor.

Las mesas estaban cubiertas por finos manteles de hilo bordado, las sillas coquetas de madera, tapizadas en cuero, livianas y confortables, los pasillos alfombrados, todo daba a la confitería su propia personalidad.

Tiene 1500 metros cuadrados en total, entre las plantas dedicadas a elaboración y servicio y los salones del primer piso y planta baja. La parte de atrás esta dividida en tres plantas; donde actualmente todavía funciona un horno para: masas y tortas, el primer piso se usaba como depósito de bebidas y elaboración de sandwichs, en el segundo se fabricaban helados y bombones, el tercero estaba destinado a la carpintería y tapicería", en esos tiempos trabajaban 48 empleados.


En ambos salones, se puede ver un pequeño escenario con cortinas rojas, justo encima de los estaños, pasaron por ellos muchas orquestas, y entre ellas la "Orquesta de Señoritas", todo se desarrollaba aquí dentro como afuera, vertiginosamente, en una Argentina en crecimiento.

La damas de la sociedad elegían La Ideal, para la hora del té y los noctámbulos solitarios de la bohemia porteña, preferían demorar las horas cenando o tomando un café entre estas paredes.

También fui testigo, muchas veces de reuniones políticas; acá por ejemplo, se reunía el Dr. Arturo Frondizzi con sus correligionarios, desde mucho tiempo antes de llegar a la presidencia. Era común encontrar al General Perón y su Esposa. Ni ellos sabían las marcas que dejarían en la historia de nuestro país".

Muchos cineastas de aquí y del mundo, eligieron La ideal como escenario de grandes producciones. Así se rodaron algunas escenas de "La Historia Oficial" de Luis Puenzo, Tango" de Saura, "Tango Piazzola" y la famosa "Evita" de Alan Parker; recientemente su fachada podemos verla, un instante en "La Fuga" de Eduardo Mignogna.

Durante una temporada, Rafaela Carrá; transmitió desde aquí su programa, directamente a Italia. Luego vinieron "Café Concert", donde actuaron entre otros, Luis Aguilé, María Marta Serra Lima, el humorista Gila y Enrique Pinti.

Cuando el “pool” hizo furor en Buenos Aires, se habilitaron unas 30 mesas, funcionaron hasta que este juego dejo de ser interesante.

En los últimos tiempos los sábados por la noche, se retiran las mesas del salón, dando lugar a "la Milonga'.

En el primer piso funciona nuestra escuela de tango y diversas milongas organizadas por distintos animadores.

 


MILONGUEANDO EN LA IDEAL



Escrito en 2002

 

retour